Nuestros héroes

Nuestros héroes

Superman vio la luz en 1938, Batman un año después, El Capitán América nació en 1941 y la primera aparición de Spiderman fue en el año 1962… Y este año 2020 ha sido, sin duda, el año de nuestros héroes. Los que verdaderamente importan.

Hasta la fecha sumamos 44 años increíbles, con nuestras 44 magníficas rondas solares y sus 44 campamentos de verano. ¡Sin olvidar nuestras 44.000 aventuras! Y este, nuestro 45 aniversario, ha sido el año más atípico de la historia de Sayela.

Tuvimos un comienzo de ronda fantástico, las ramas se sumergieron en proyectos con muy buenas miras: los Lobatos con sus cazas y juegos siendo esponjas y queriendo aprenderlo todo tan rápido; los Ranger con ese afán de aventureros superando retos y roles; los Pioneros con su unión, su servicio y voluntariado y los Rutas con sus enormes ganas de trabajar en Clan, de hacer servicio y de compartir sus proyectos personales de vida… El campamento de Navidad se convirtió sin darnos cuenta en la última bocanada de aire fresco. Y llegó la pandemia mundial del Covid 19… apareció en medio de nuestros preparativos para los campamentos de Semana Santa, y vino para cortarnos esos proyectos comenzados y todas esas ilusiones depositadas.

Han pasado tres meses desde el día que empezó el Estado de Alarma. La crisis sanitaria nos ha sobresaltado a todos, pues bien sabemos que lo que hemos vivido es histórico. Los Responsables hemos intentado tomar los mejores caminos dentro de las posibilidades impuestas y, con muchísimas incertidumbres, nos hemos reinventado haciendo volar la imaginación, hemos sacado la máxima fuerza y trepado por todas las enredaderas puestas. Aquí aparecen los primeros héroes. Los pensantes de cómo plasmar el Escultismo hemos estado unidos, hemos mirado en una misma dirección.

Las familias, vosotros los papás, mamás y tutores, habéis demostrado vuestro coraje al enfrentaros a esta situación con los mejores escudos que protegen a vuestros hijos, habéis sacado las mejores sonrisas y las ideas más ingeniosas para hacer de este periodo un lugar de acogida, de descanso y de protección frente a las adversidades.

Y nuestros pequeños… los niños y niñas del Grupo, nuestro futuro y nuestro porqué… son los que reúnen todas las virtudes de los demás. Han aguantado con constancia los tiempos sin entenderlos en algunos casos, y los entendidos han arrimado su hombro, han sido figuras clave en todo este proceso, pues sin ellos, ni la labor de los padres, madres, tutores y Responsables, habría valido absolutamente nada.

Todos hemos descubierto nuevas formas de trabajo, de desarrollo, de reír, de divertirnos, de querernos, de estar cerca y de aprender. Y sin darnos cuenta, hemos sido Scout. Todos nos hemos esforzado más que nunca con lo que de verdad queremos: educar y ser educados en el Escultismo.

Estos son los héroes que han venido para quedarse. Para no desaparecer nunca. Estos no tienen trajes especiales, sus nombres son corrientes y sus apariencias de diario. Gracias a cada uno de los que formamos parte del Grupo Scout Sayela. Gracias por vuestro buen hacer, por vuestra paciencia, por vuestra sonrisa ante estos momentos difíciles y por vuestras ganas de hacer que el mundo sea un lugar mejor. Gracias, gracias y millones de gracias.

Es un orgullo ser la Jefa de este maravilloso Grupo… y, ¡qué cumpla muchos más!

Dolores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.