¡NOS HA TOCADO EL GORDO!

¡NOS HA TOCADO EL GORDO!

Las facciones tranquilas de vuestra cara cambiarían, y se os pondría una sonrisa que no cabría en el rostro, si os decimos que habéis sido elegidos para viajar al sitio más maravilloso del mundo, ¿no? Pues algo así nos ha pasado a los pioneros este campamento: ¡¡Nos ha tocado el gordo de lotería!! En julio hemos jugado y ¡sí!, hemos tenido lotería de sonrisas, de risas y de momentos inolvidables, pero vayamos por partes… ¡os lo vamos a contar!

Pioneros Mijangos (3)

Los pioneros nos fuimos a Mijangos el día 12 de julio. La campa nos esperaba unos días antes que al resto del Grupo para que fuéramos aclimatándosela, y taaaanto! Nosotros y los Rutas fuimos los valientes que luchamos contra los mosquitos para pedirles permiso por acampar en su sitio y, después de arduas peleas, conseguimos que entraran en razón, aunque a alguno no le sentó muy bien y nos la ha guardado hasta finales del campamento. Después de intensas conversaciones con los bichitos, nos tocaba hablar con las plantas… sobre todo con esas pajitas, que fueron menos duras que nuestros pequeños vecinos voladores, ya que a tres pasos no nos dejaban andar más por todas las que ya teníamos en los calcetines. Al final, en nuestro primer juego a la lotería, campamento vs plantas y bichitos, conseguimos ganarles y presentar al resto del Grupo, el domingo 14, el resultado final: una campa muuuuy limpia y 25 cactus andando por ella.

Este año 2013 es el centenario de la gran GFEMCC (Great Fantastic Epic Magic Circus Competition), una competición donde los mejores circos del mundo ponen a prueba sus destrezas con el fin de ser el mejor y, así, encontrar la gloria. Los tres circos más famosos del mundo, Thriller Bark, Cipher Pol 9, conocido como CP9, y La Facción de los Siete Mares, se reunieron en #Mijangos13 porque eran los finalistas de un torneo donde todos se tenían que enfrentar a duras, locas y despiadadas pruebas que pondrían al conocimiento de los demás sus habilidades. A través de juegos, debates y pruebas fuimos adquiriendo los puntos para nuestros respectivos circos… ¿y quién ganó al final? Sigue leyendo… ¡Todo pura lotería!

Tras cinco primeros días de construcciones y un magnifico Día de Grupo dedicado en exclusividad a las artes circenses, los pioneros comenzábamos una de las actividades que más nos gustan: los raids. Por parejas o tríos, nos fuimos dos días a hacer nuestra acción social con los paisanos de los pueblos cercanos a Mijangos. Cada pionero tiene cien historias diferentes de estos días y sería muy complicado contároslas aquí, pero todos, cada uno de los 15 pioneros que hemos ido al campa, hemos vuelto con una sonrisa enorme en nuestra cara y unas ganas inmensas de volver a hacer esta actividad el año que viene. Sabemos, que aunque cuesta y es un trabajo duro, la satisfacción de haber ayudado a una familia necesitada, es una recompensa personal mil veces mayor que el esfuerzo empleado en hacerlo. ¡Estamos muy contentos por haber vivido estas experiencias!

Con mucha pena por acabar el raid, pero con muchas ganas de contar lo vivido a los demás, nos volvimos al campamento para acicalarnos pues nuestros padres nos visitarían al día siguiente. El día 21 les acogimos con los brazos abiertos y pudimos disfrutar con ellos de un día donde no faltaron risas, ni anécdotas, ni preguntas sobre lo hecho o lo que faltase por hacer, ni la misa o la velada de familias circenses que habíamos preparado para ellos… sin olvidar claro, la gran lotería de comida tan rica que siempre nos traen este día.

Pioneros Mijangos (1)

Pero los pioneros no descansamos. Ya sabéis que debemos ser la rama modelo y por ello los primeros, y así lo hicimos. El mismo día de padres nos cargamos una mochila a la espalda y nos fuimos de marcha por la noche para empezar nuestros cinco días de aventura como Unidad.

La primera etapa no pudimos avanzar demasiado porque era de noche, pero conseguimos atravesar Trespaderne y dormir en la Ermita de Nuestra Señora de Encinillas. En nuestra segunda etapa llegamos a Frías, donde pudimos estar por la tarde descansando y haciendo actividades en la orilla del río, ¡hasta nos dimos un baño! Antes de que cayera el sol, nos pusimos de nuevo la mochila y andamos un poco para alejarnos del pueblo y así buscar un buen sitio para el vivac. El tercer día caminamos hacia Oña, y ¡qué vistas por el camino! y ¡qué camino!, como salvajes por la jungla logramos llegar a nuestro destino. Increíble el tiempo que nos hizo y permitió que fuera belleza pura lo que dejábamos tras nuestros pasos andados. En Oña pasamos nuestra tercera noche y al día siguiente caminamos toda la antigua vía de tren dirección Trespaderne, ¡otros paisajes magníficos! Ya en Trespaderne fuimos a la piscina, ¡que nos lo merecíamos! Y estuvimos pasando una buena tarde a la fresca antes de coger de nuevo nuestras mochilas y caminar a la Iglesia de Santa María de Mijangos, donde teníamos previsto pasar la última noche y así, al día siguiente, andar muy poquito por la cercanía al campamento. En esta marcha hemos descubierto una zona preciosa y tranquila al norte de Burgos que muchos desconocíamos. ¡Os la recomendamos sin duda!

Cuando llegamos al campamento nos dimos cuenta de que no quedaban ya muchos días… serían duros porque son recogida y despedidas, pero la gran GFEMC Competition continuaba y no podíamos descuidar nuestros circos en los últimos momentos, así que había que seguir como siempre, todo unos triunfadores. La gran lotería del campamento fue no saber quién realmente había ganado la competición, pues la lucha estaba muy reñida entre los circos participantes y los puntos habían ido bailando según pasaban los días.

Pioneros Mijangos (2)

En estos últimos días hay que resaltar que fuimos más Unidad, el espíritu del campamento nos había ya invadido por completo y todos estábamos en esa burbuja de felicidad y compañerismo. Y en esa burbuja de sentimiento escultista, muchos pioneros hemos dado un gran paso, pues en este campamento hemos descubierto que esta forma de vida es lo que queremos y estamos empezando a trabajar nuestras Promesas Scout. Nuestro pionero Íñigo formuló su Promesa el día 27 de julio y desde aquí le mandamos muchas enhorabuenas de nuevo y le deseamos una vida plena, ¡vida Scout por supuesto! ¡Felicidades Íñigo!

También desde aquí, aprovechamos para dar la bienvenida a los nuevos pioneros y decirles que os espera una de las mejores etapas del Escultismo. Siempre dispuestos a servir, empezaréis a aprender el pionerismo y a saber compartir, ¡mucha suerte en vuestra nueva etapa!

Pero con tristeza también despedimos a quienes se alejan un poco de nosotros, nunca de corazón, pues encontraron un camino que les hará aprender y ser mejores personas, y eso es lo que buscamos, lo que busca el Escultismo. Así, Carlos y Julia, sed felices allí donde vais, que nadie os quite la sonrisa de la cara y que tengáis la mejor caza de vuestra vida. ¡Os deseamos un buen camino y sabed que estaremos aquí siempre listos para serviros!
Al final, los 18 días de convivencia han resultado ser un magnífico juego de aprendizaje para todos nosotros. Empezamos jugando a la lotería del no saber muy bien qué hacer, pero el contacto con la naturaleza, con la forma de vida que nos gusta, y con la gente que queremos en todos estos días, han hecho que, finalmente, este campamento se acerque más al eterno juego que persigue el Escultismo: construir un mundo un poco mejor.

¿Qué lotería nos tocará el año que viene? Si nos acompañáis… ¡lo descubriréis!

Buena caza veraniega y hasta el próximo curso 😉

La Unidad Red Climber 2013

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.