¡LOS LOBATOS CAZAMOS A SHERE-KHAN!

¡Hola familias!

Ya ha pasado mucho tiempo desde el campamento de verano pero seguimos con ganas de contaros toooooodo lo que vivimos allí. Pero vamos poco a poco, empecemos por el principio…

Como bien sabéis, llegamos a Pinilla de los Moros un 15 de Julio, con muchísimas ganas e ilusión, y nos pusimos manos a la obra con las tiendas y construcciones para preparar una zona bien chula para esos 15 días, hicimos una valla, un mástil, nuestras tiendas, el cúbil… y para celebrar que ya estaba todo montado nos fuimos a pasar el día de grupo a Playa Pita, y ¡lo pasamos genial! Pudimos difrutar del entorno de esa zona y del agua del pantano, así que fue un día muy aprovechado.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_27ee

Pero volvimos al campamento y ya no todo fueron risas… ¡Nuestras camisas habían desaparecido! Sí, sí, como lo oís. Sabíamos que Shere-Khan andaba cerca, pero no tanto. Conseguimos encontrar las camisas al día siguiente, no las había dejado muy cerca, pero nos dejó una nota diciéndonos que si nos creíamos muy listos por haberlas encontrado y que se había llevado nuestra bandera, ¡NUESTRA BANDERA!, y la había dejado lejos, teniendo que salir de nuestro sitio de confort, nuestro campamento.

Y eso hicimos, cogimos nuestras mochilas y salimos de marcha dispuestos a encontrar nuestra bandera, esto no se podía quedar así. Pero lo alucinante es dónde la encontramos… ¡En la campa del año pasado! Ahí estaba, colgada de un árbol, y con rastros de Shere-Khan alrededor, por lo que la cogimos rápidamente y fuimos a pasar el día a la piscina, que como bien sabéis ¡nos encanta!

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_2809Volvimos al campamento y continuamos con nuestra vida normal, aprendimos un montón de cosas sobe la naturaleza y, sobre todo, ¡aprendimos a disfrutar de ella!

Pero no podía seguir todo tan tranquilo como a nosotros nos gusta… un día nos enteramos que Shere-Khan estaba todavía más cerca, y ya no podíamos quedarnos de brazos cruzados, así que le preparamos una trampa en el río para poder cazarlo o, al menos, asustarlo. Y así fue, por lo que sabemos, salió malherido ya que le cayeron un montón de piedras encima, ¡lo conseguimos!.

Y seguimos con nuestros juegos, nuestras actividades de naturaleza, hicimos casetas para pájaros, aprendimos sobre estrellas, plantas y animales, jugamos con todo el grupo y trabajamos duro en nuestra progresión, tanto que 9 lobeznos hicieron su Promesa del Lobato y 9 lobatos hicieron su Gran Huella. También 14 lobatos dejaron la Manada Seeonee para empezar a formar parte de la Tropa Impeesa. ¡ENHORABUENA A TODOS!

IMG_9589

Y esto es todo, ¡ya se notan las ganas de volver!

Un abrazo familas

Manada Seeonee.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *