La procedencia de las mandarinas, el viaje del chocobollo al mar y el mástil torcido

   Después de todo un año, esta ronda llega a su fin, siendo cerrado por ese gran acontecimiento, que nos ha reunido a casi todos durante diecisiete días: El Campamento. El cual hemos estado planificando y preparando durante muchas horas antes.

IMG-20160731-WA0039

   Al igual que siempre, éste comenzó una fresca mañana cuando entrábamos en el bus, tras subir nuestras mochilas al maletero. Muchos ya tenemos la pañoleta puesta, la cabeza está por las nubes deseando llegar a la campa y no paramos de hablar en todo el camino… sobre todo imaginándonos cómo será nuestra nueva casa durante estos días.

   Pones un pie en el suelo. No hay nada, hierbajos que llegan a la altura de la rodilla y molestos bollos en el camino que deseas que desaparezcan con los días cuando Lobatos y Ranger los pisoteen. Miras arriba y ves el sol; esa bola brillante que arde segundo a segundo haciendo que tengas la necesidad de echar mano de tu cantimplora. Hay trabajo que hacer. Se descarga el contenedor, se montan las tiendas, se empiezan los profundos surcos que luego serán letrinas y sumidero. Se hace una actividad de orientación. Cae la noche. El sol se esconde por el imperfecto horizonte, atravesado por la copa de los árboles, y se empiezan a ver sutiles puntos de luz en el firmamento. Se identifica la osa mayor, la osa menor y otras tantas figuras que han sido dibujadas por las estrellas y que aprendimos en una magnífica actividad nocturna.

   Desde ese primer día de campamento, mil cosas hemos vivido juntos en los dieciséis siguientes: realizamos una mortífera trampa que nos puede ayudar si no tenemos alimentos, hemos dormido en una réplica muy creíble de un campo de concentración, hemos debatido de la discriminación en muchas de sus formas: positiva, por sexo o creencia… Nos hemos ido de Raid; esa actividad imposible de olvidar y que nos crea muchas sensaciones, como aquella cuando ves el mapa que te lleva al pueblo, miras a tus compiraids y te preguntas, ¿Tendrán ducha?

IMG-20160731-WA0033

   Hemos vivido aventuras en Unidad, como cuando nos metimos en el papel de refugiados y cruzamos fronteras en un río con media mochila en una bolsa sobre nuestras cabezas. También con Lobatos, Ranger y Rutas en actividades diversas, desde una emocionante guerra de tanques en la que hemos luchado al máximo junto a las camisas azules, hasta el punto que alguno casi se ha comido media pintura de cara (en el sentido más literal posible); hasta un interesante debate bajo las estrellas con los Rutas en el que hemos compartido opiniones sobre el vegetarianismo, pasando por un beso sobre la enjabonada y resbaladiza lona junto un bulldog acuático con los peques del grupos, los Lobatos.

   Hemos tenido momentos para reír, buscando argollas cuadradas y el suelo de la pabellón. También en la velada de pioneros, donde hemos rememorado anécdotas del pasado; contando las mil historias que ya tenemos vividas de los diferentes campamentos y hablando de “el origen de las mandarinas”.

   Hemos vivido momentos de unión de todo el Grupo en los Pasos y Promesas; en compañía de caballeros, princesas y monja medievales; luchando para reemplazar a los druidas del aire, del fuego (con su extraña obsesión por las hogueras), del agua, de la tierra (con su mal de ojo gitano), del engaño y la druida de la flora y de la fauna (que ha venido directamente desde el Valle de las Rosipusis para ponernos a prueba)… sin olvidarnos claro de otro gran momento de Grupo cuando empujamos fuerte para alzar el implacable (aunque ligeramente torcido) mástil.

IMG-20160731-WA0025

   Hemos realizado actividades útiles para el futuro: las técnicas scout. Cabuyería, donde hemos visto a una serpiente salir de su madriguera y dar la vuelta al árbol para volver a entrar. Campismo, donde aprendimos a fabricar una trampa para cazar a un ratatá y a crear un vivac mientras anochece. También socorrismo para salvar a alguien con parada cardiaca, atragantamiento, ahogamiento, envenenamiento, desangramiento y un par más de “problemas” que nos pueden pasar en una pacífica marcha que acaban también en “-miento”.

   No nos ha faltado tiempo para ser creativos, haciendo almohadas con viejas camisetas extremadamente grandes y llaveros de fieltro de diversas formas… y como somos todos muy originales, casi todos son emoticonos ya conocidos o la típica setita de Mario Bross.

   Hemos visto el reconocible cementerio de una de las películas más importante en el mundo de los vaqueros en Hollywood: El bueno, el malo y el feo. Allí hemos hecho combates a muerte unos contra otros (y contra nosotros mismos también) que han resultado dejándonos a más de uno en una tumba por minutos.

20160723_110052

   En general ha sido un campamento genial, como siempre con algún pequeño fallo que nos hace aprender y mejorar para el futuro, pero sin lugar a dudas ha sido un campamento inolvidable, donde la Unidad ha aprendido mucho los unos de los otros y donde hemos conseguido cerrar una ronda espectacular.

   También aprovechamos a despedir a aquellos pioneros que optan vivir unos años en Servicio y Clan, agradeciendo las risas y el buen trabajo que han dado a la Unidad en estos últimos tres años, así como damos la bienvenida a los nuevos pioneros que vienen desde la Tropa, porque las aventuras que les esperan ahora sí que serán realmente impresionantes.

   Y ya, por último, solo nos queda felicitar desde aquí a nuestros pioneros Julián, Andrea, Alba y Mercedes, que han formulado su Promesa y desde ahora comienzan su verdadero camino en el Escultismo. ¡¡Enhorabuena y a seguir creando un mundo mejor!!

Buena caza,

Unidad Red Climber 2015-2016

IMG-20160731-WA0032

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *