Los Rutas nos cuentan…

Buenas Familias, llegan noticias de los Rutas.

Os vamos a contar cómo fue nuestro campamento de Navidad y en qué estamos invirtiendo el tiempo en lo que llevamos de 2016.

12410545_1095880880435533_4992143472381528004_n

El campamento fue muy bien, muy divertido y en él, pudimos conocernos mejor y darnos cuenta de que Rutas es la rama en la que nosotros somos quienes preparamos las actividades y los que las ejecutamos, unas mejor que otras, pero somos nosotros los que decidimos cómo ha de ser nuestro campamento.

Pues bien, el campamento empezó con la inauguración de las II Olimpiadas de invierno de Sayela, en las que se nos encomendó la misión de dar todo nuestro esfuerzo para llevar a nuestro país a lo más alto del medallero. Fuimos realizando una serie de disciplinas deportivas junto a nuestros compatriotas de otras ramas durante todo el campamento, en las que debíamos demostrar nuestra agilidad, astucia y deportividad.

En cuanto a nuestro campamento como Rutas, decir que fue muy completo, ya que para empezar estuvimos terminando algo muy importante en la progresión de la rama Ruta, que es el PPV (Proyecto Personal de Vida), con el cuál regiremos nuestros pasos durante un determinado tiempo, mediante unas acciones concretas para conseguir los objetivos personales marcados. Como es un documento vivo, debemos ir revisándolo durante estos meses.

24212816811_d55b11a8fb_h

Esa misma noche, tuvimos una de las ceremonias de la rama Ruta conocida como la  Adhesión Ruta, donde cada uno presenta lo más importante de su PPV a los demás y confirma que le gusta servir, y por tanto, que le gusta y quiere ser miembro activo de la rama.

Como somos unos Rutas a los  que nos gusta el deporte y la vida sana, tuvimos actividades como boxeo,  iniciación al Aikido, una mañana de deportes un poco atípicos, e incluso hicimos un MasterChef entre nosotros, que consistió en una competición para preparar el mejor postre.

Nuestra parte de Servicio la hicimos de dos maneras. La primera, ayudando a la gente del pueblo a recoger las hojas caídas de las calles, parques, y otros trabajos de jardinería. Y la segunda fue hacía el grupo, preparando una actividad para los Rangers, donde lo pasamos fenomenal.

24212800121_64cc199ae4_h

También hubo tiempo para lo que más nos gusta, que es la naturaleza, mediante una dinámica de reconocimiento del entorno, que más tarde plasmamos en unos cuadros pintados a mano.

Más o menos, este fue nuestro campamento de Navidad. Y ahora mismo estamos inmersos en otra parte fundamental de esta rama como es el IDERAIO de Clan, que intentaremos presentarlo lo antes posible para empezar a trabajar hacia los objetivos que nos hemos propuesto.

Mientras, los Rutas del clan Di Sirio se están planteando una serie de proyectos individuales para estos mese.

Nos despedimos hasta la próxima

¡Rema tu propia canoa!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *