Montaña, montaña y… SENTIMIENTO

Un día dijo Baden Powell “los hombres se convierten en caballeros por el contacto con la naturaleza”. Creemos que los miembros de la Unidad Pionera Red Climber somos un poco más caballeros gracias a estos días de campamento.

20150403_161915

Como entenderéis, venimos “flipados” y deseamos contaros ya lo que estos días hemos vivido…

Hemos estado de campamento volante en Picos de Europa, intentando rodear todo el macizo central, por las zonas cercanas a Sotres, Bulnes y Caín, todo ello en un entorno muy bonito.

Pero para contar esto bien vamos a empezar desde el principio. Allá por Enero empezamos a pensar que queríamos hacer esta Semana Santa y surgió la idea de este campamento volante. Una idea que nos gustó a la mayoría y que, para que todo saliera perfecto, empezamos a preparar desde el primer momento. A lo largo del trimestre surgió alguna que otra complicación pero se solucionó todo para el día de irnos.

SAM_3716Unos días antes de salir llevamos las mochilas a la Base para tener todo preparado y controlado. Más de uno no podíamos cerrar la mochila y no sabíamos qué hacer con algún que otro alimento y material. ¿Quizá llevábamos mucho peso? Entre todos hicimos un pequeño juego de apuestas para ver quién era el pionero más guarro (aquel que le pesara menos la mochila, claro). Entre todos ganamos en salud, porque quien no llevaba comida, llevaba cazuela… o un plátano, que también tenía lo suyo aunque parezca pequeño y ligero.

El día 2 de abril (remarcar importante que fue a las 6 de la mañana) los pioneros salimos de nuestras casas para ir a la Base donde habíamos quedado y cogeríamos el bus que nos llevaba a nuestro gran viaje… ¡¡qué ilusionados y con qué ganas llegamos!! No parecía que fuera tan temprano.

A los diez minutos de salir nuestra gran “pionerada”… ¿El mapa? ¿Dónde está el mapa? El grupo de trabajo de marcha lo llevaba todo estupendamente menos el mapa…. Maaaaamma mía!!! Menos mal que hemos estado trabajándolo todo un trimestre y nos lo sabemos de memoria… aun así nuestros queridos Responsables nos compraron uno en mitad del monte, ¡¡si es que valen para todo!!

Llegamos a Fuente Dé donde en un principio íbamos a coger el teleférico, pero por la nieve vimos más factible empezar a andar evitando el paso de Áliva y decidimos ahorrarnos los dineros de la subida para ganarlos en sudor… así que nos fuimos con el bus hasta Espinama y desde ahí comenzamos nuestra ruta.

SAM_3686La primera noche la pasamos en el refugio de La Tenerosa situado entre montañas, pasando Sotres y subiendo al collado de Pandebano. Para llegar tuvimos que subir alguna que otra cuesta que nos costó un poquillo pero mereció la pena ya que siempre íbamos acompañados de unas magníficas vistas, un tiempo inmejorable y como no, nieve a nuestro alrededor.

El segundo día intentamos subir a la base del pico Urriellu, más conocido como el Naranjo de Bulnes, pero de nuevo la nieve nos lo impidió así que fuimos a Bulnes donde pasaríamos la segunda noche en un pequeño albergue en el que hay que destacar su ducha, no intensa en presión precisamente pero ducha… algo que todos, sin dudar, agradecimos. En este pequeño lugar, la Unidad entera comenzó una actividad sobre fe con el fin de crear nuestra propia religión y tal fue el debate, que cenamos con la rica sopa entre las manos y seguíamos hablando del asunto.

Al día siguiente tocaba una etapa facilita y a la vez muy bonita: la Ruta del Cares. Pudimos ir por grupos realizando una actividad de naturaleza e intentando descubrir un poco más la vegetación que nos rodea y de la que a veces no somos conscientes. ¡¡Y lo bien que sienta respirar aire puro!! La ruta acabó en Caín donde pasamos la tercera y última noche.

2015-04-05 15.16.32Ya se acercaba el final de este campamento y la última etapa, el mismo domingo antes de coger el autobús, era llegar a Posada de Valdeón donde comimos y pronto recogimos.

Pero no todo este campamento ha sido andar y andar, también hemos hecho actividades, compartido material, hemos cocinado, hablado entre nosotros, y todo esto acompañado de una magnífica animación en la que éramos distintas familias que buscábamos una fuente… pero no una fuente cualquiera, teníamos que hallar la fuente con el poder curativo y rejuvenecedor que habían estado buscando nuestros antepasados Blackthorh, Lighwood y Wayland.

En resumidas cuentas este ha sido nuestro GRAN campamento de Semana Santa, del que todos salimos contentísimos, con una experiencia inolvidable y con un montón de anécdotas que contar. Como uno de nuestros pioneros escribió en twitter al día siguiente de volver… “se echa de menos salir del saco y ver una increíble montaña al lado de amigos…”

¡¡Los pioneros ya estamos deseando que llegue el siguiente volante!! Muy pronto tendremos las fotos… ¡estad atentos!

Buena caza,

IMG_2800

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *