CONOCIENDO JYNCE MÁS DE CERCA

Poco a poco vamos sabiendo más cosas de Jynce y de Nicaragua. La realidad no está tan lejos como pensamos… si no… ¡mirad! Hemos hecho una entrevista a Ramón Alegre, miembro de Amycos, la organización que dirige el proyecto Jynce, y después de sus varias experiencias allí, nos cuenta todo esto…

¿Qué es JYNCE?

Jynce es la abreviatura de Jóvenes y Niños con Esperanza. En Nicaragua, la situación de pobreza fue generalizada en los años 90. La esperanza en el progreso se desvaneció y las familias pasaron a malvivir en zonas altamente vulnerables, medioambientalmente, y sin apenas servicios básicos. Tampoco el anhelado trabajo. Todo ello derivó en una situación de pobreza y miles de jóvenes y niños apenas contaban con escolarización dada la falta de recursos.

Ante esta situación, un grupo de profesores y jóvenes universitarios de Managua, conocedores de la realidad, decidieron organizarse y poner en marcha un proyecto con el que apoyar a los padres y madres en la tarea educativa de sus pequeños.

¿A quién va dirigido el proyecto JYNCE?

El proyecto va dirigido a niños y jóvenes apoyándoles a través del juego y técnicas de animación sociocultural para poder reforzar su nivel educativo y lograr que puedan supera los niveles básicos de al menos lectura y escritura.

¿Qué fin busca el proyecto?

El proyecto busca apoyar a las familias en la educación de sus hijos, con la finalizad de poder tener una mejor cualificación para poder tener en el futuro mejor calidad de vida. Por otro lado pretende evitar que cientos de jóvenes caigan en manos de redes de drogadicción o prostitución muy extendida en la zona como consecuencia de su alta marginalidad.

¿Y por qué el barrio de San Judas como el mejor lugar para JYNCE?

Este barrio es uno de las muchas zonas marginales que existen en el país. El trabajar en esta zona es por un mayor conocimiento unido a los importantes niveles de marginación y falta de servicios sociales y otros análogos que aún no han sido resueltos por el Estado.

¿Qué tipo de instalaciones hay en el barrio de San Judas?

El centro se convierte en un lugar con zonas de recreo y estudio, en un entorno agradable, todo con la finalidad de que los niños puedan aprender valores vinculados al orden y la higiene , y que luego puedan exportar a sus viviendas.

¿Qué representa para ellos tener un sitio fijo al que acudir?

Para ellos es algo similar a acudir a la sede de los Scouts. Un lugar donde aprenden y se divierten y sobre todo se sienten queridos y apoyados por el proyecto JYNCE, a la vez que conviven con otros niños con su misma situación y sus mismas ganas de vivir y salir adelante.

¿Qué actividades realizan allí los niños? ¿Y las familias?

Los niños cuentan con una programación semanal que alterna las actividades de ocio y lúdicas con actividades educativas y de refuerzo escolar. Así mismo en el centro se desarrolla apoyo psicológico para las madres y se cuenta con una escuela de padres y madres. Los progenitores están implicados en la gestión de las instalaciones y en su cuidado ya que son éstos quienes de manera rotatoria limpian diariamente las instalaciones.

¿Cómo se desarrolla una semana cotidiana para un niño en JYNCE? ¿Y para una madre?

Los usuarios acuden todas las tardes al centro y cada día realizan una actividad que discurre entre matemáticas, lengua, deportes varios, proyección, juegos. En paralelo los padres y madres participan diariamente con la limpieza y mensualmente en la escuela de familias.

¿Cómo se gestiona JYNCE? ¿Hay profesionales o voluntarios allí?

Jynce está a cargo de un equipo de voluntarios cuyo origen es principalmente ser profesores universitarios. Se cuenta con un programa de becas para alumnos de secundaria quienes como contraprestación tienen que participan en las labores de apoyo escolar del centro un día a la semana.

¿Se puede ir como voluntario? ¿Qué requisitos debo cumplir o qué tengo que hacer?

Son muchos los voluntarios que Jynce ha acogido en los últimos años por lo que sin ser el primero cualquier persona con ganas e ilusión es bienvenido y considerado como único. Si es verdad que el entorno y el barrio es duro y la estancia está sujeta a restricciones de seguridad. Aquellas personas que acuden tienen que tener muy a claro a que van.

¿¿Verdad que hay motivos para que nosotros hagamos un pequeño esfuerzo y allí reciban un regalo inmenso?? ¡¡Jynce no para!! y seguirá!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *