… PREPARADOS…LISTOS… ¡YA!

Un año más, arrancamos el verano en el Grupo Scout Sayela. Y todos sabéis lo que esto significa, ¿verdad? Desempolvar mochilas, sacudir sacos, los nervios de última hora, emoción y lloros en las despedidas (o alegría, según para quienes), mosquitos, tiendas de campaña, sol y calor, agua fresca, sudor, risas y miles de carcajadas, nuevos amigos y cientos de experiencias y aprendizajes para guardar en la memoria. Y a la vuelta, lavadoras, pieles morenas (aún no sabemos si de sol o de roña), alegrías del encuentro (o llantos, depende de quién), sentimientos raros de dormir en colchones blanditos y sobretodo, una morriña inmensa de no seguir de campamento. Y si aún no tuviste esas sensaciones, es que nunca estuviste en un campamento Scout.

Este año montaremos nuestra mini-ciudad cerca de Rocamundo, en la infinita Cantabria, con unos parajes absolutamente espectaculares, nuevos y desconocidos para muchos de nosotros, que seguro que nos trasladan a vivir una caza insuperable por parte de los Lobatos, a disfrutar una Aventura de Rangers única y a seguir descubriendo un mundo increíble de la mano de la Unidad Pionera. No podemos dejar escapar las posibilidades que nos brinda esta región para recrearnos con su fauna y flora, que durante quince días nos rodea y con la que tanto en contacto estamos. Así, todos aprendemos a valorar y sentir nuestro algo que, por ser irremplazable, tenemos que cuidar: la Naturaleza. Durante los días de campamento descubriremos la importancia de nuestro entorno y esperamos que los chavales se vayan a casa con esa lección aprendida, tratando de dejar el mundo mejor de como lo encontramos.
Sigue leyendo